Las 9 historietas más clásicas de Mortadelo y Filemón

mortadelo y filemon
Dale like si te gusta!
55 / 100 Puntuación SEO

Francisco Ibáñez.Hoy traigo a sus criaturas más famosas, Mortadelo y Filemón, porque siempre que paso unos días en mi casa tengo releer alguna de sus historietas. De la ingente producción que hay he hecho esta selección de 9 que destaco ordenadas cronológicamente. ¿Cuáles son las vuestras?

Chapeau el “esmirriau”

De 1970.

El Súper pide a Mortadelo y Filemón que guarden una moneda antigua y muy valiosa. Pero nada más ponerla en la caja fuerte, Chapeau el esmirriau la roba. Chapeau es un enemigo pequeñajo, pero con un sombrero del que puede salir cualquier cosa y lleno de trucos.

Magín el mago

De 1971.

Magín el mago es un malvado criminal que posee la capacidad de hipnotizar a quien le mire a los ojos haciendo que adopte la personalidad de cualquier persona, objeto o animal. Esto lo usa para cometer robos por toda la ciudad. El Súper ordena a Mortadelo y Filemón que lo detengan.

Los kilociclos asesinos

De 1980.

Bruno el Megavatio es un exconvicto que se quiere vengar del Súper por haberlo encerrado. Era un antiguo radiotécnico y usará un invento suyo: el emisor de kilociclos asesinos, unas ondas que anulan la voluntad de las personas. Así se lo hará llegar a todos los que trabajan con el Súper en forma de objetos como un bolígrafo, una moneda, etc. Y todos caen en su influjo.

A por el niño

De 1979.

Una peligrosa banda de secuestradores quieren raptar a Alfonsito Dividendo, hijo del director del banco, para pedir un rescate. Mortadelo y Filemón tendrán que acudir a la escuela de Alfonsito para evitar su secuestro y proteger a los niños.

El cacao espacial

De 1984.

Tiene un comienzo genial en la sede de las Naciones Unidas. Allí se reúnen las grandes potencias para evitar la guerra y el enfrentamiento entre Ronald Reagan y Konstantin Chernenko es antológico. Por supuesto, los líderes mundiales no se ponen de acuerdo y todos se preparan para la guerra iniciando el lanzamiento de estaciones orbitales. España no se quedará atrás y va a realizar un proyecto para enviar al espacio una base espacial. Mortadelo y Filemón serán los futuros astronautas que vayan.

Siglo XX, ¡qué progreso!

De 1999.

El profesor Bacterio ha inventado un aparato capaz de enviar a las personas al siglo XXI y traerlos de vuelta. Así se podrán evitar los delitos del futuro y el Súper decide que Mortadelo y Filemón sean los encargados de probar el invento. Por un fallo el profesor Bacterio y la secretaria Ofelia se van con ellos accidentalmente. Pero algo ha salido mal y en vez de ir al siglo XXI aparecen a principios del XX. Así, irán recorriendo los episodios más transcendentales del siglo como el hundimiento del Titanic, las guerras mundiales o la Guerra Civil española.

Impeachment

De 1999.

Por un lamentable accidente el Súper es acusado de haber mordido el trasero a Ofelia. El fiscal Escorbuto Carcamal quiere someterlo a un proceso de impeachment para conseguir que le despidan. Para ello no duda en usar falsos testigos. Mortadelo y Filemón deben conseguir que Ofelia retire la denuncia y desenmascarar a esos testigos.

La sirenita

De 2000.

El profesor Bacterio, otra vez, ha inventado el vivimetalillus, una pistola de rayos que hacen que cualquier metal cobre vida. España va a presentar el invento en Copenhague y Mortadelo y Filemón se encargarán de su protección. Pero al llegar a Copenhague accidentalmente se dispara un rayo contra la conocida estatua de la sirena, lo que hará que se escape por la ciudad. Mortadelo y Filemón deberán capturarla para devolverla a su lugar. Pero Mortadelo caerá prendado de ella.

Rapto tremendo

De 2004.

Han raptado al mismísimo Francisco Ibáñez y la T.I.A. manda investigar a sus agentes que, en esta historia, contarán con la (como siempre desastrosa) colaboración de Rompetechos, único testigo de la desaparición de Ibáñez.

Fuente:https://www.actualidadliteratura.com/9-historietas-clasicas-mortadelo-filemon/

Comparte para que otros también puedan leer
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario