Menu

Ocho grandes novelas negras ambientadas en Navidad.

La Navidad, odiada o adorada, no deja indiferente a nadie y así lo demuestran los grandes escritores de novela negra que no pudieron resistirse a ambientar uno o más de sus novelas en la época Navideña.

Decididos a no dar descanso ni a detectives ni asesinos, casi todos insensibles al espíritu navideño, dejan entrar la ambientación propia de la época y colarse por cada rincón de sus historias. La Navidad eso sí, sale manchada de sangre, después de pasar por las páginas de los mejores autores del género.

Cualquiera de ellas, perfecta para releer en estas fiestas

Navidades Trágicas, de Agatha Christie

Protagonizada por Poirot,  es una de las historias más sangrientas de la Gran Dama del Crimen. Se la dedicó a su cuñado James quien se quejaba de que los asesinatos de sus novelas resultaban cada vez más refinados.  Un millonario, Mr. Lee, es asesinado la víspera de Navidad. Sus cinco hijos, reunidos en la casa para pasar las fiestas, se convierten en sospechosos.

El Pasado Vuelve a Connemara, de Anne Perry

Los planes de Emily Radley, la cuñada del inspector Thomas Pittpara Navidad se van al traste cuando le llega la noticia de que su tía Susannah se está muriendo. A pesar de que no tenían mucha relación, Emily decide ir hasta Irlanda para acompañarla en sus últimos días. Sin embargo, cuando llega a Connemara, queda patente que Susannah tiene preocupaciones mayores que su estado de salud.

Las cosas empeoran cuando Daniel, el único superviviente de un naufragio causado por una de las fuertes tormentas que asolan la región, busca cobijo en el hogar de Susannah. En el pueblo no es muy bienvenido, y Emily se percata de ello a la vez que descubre extraños paralelismos entre su caso y la muerte sin resolver de otro hombre joven, Connor, varios años atrás.

Susannah, desesperada por averiguar qué le pasó a Connor antes de morir, le pide a Emily que investigue. Así, descubrirá que algunas personas del pueblo están dispuestas a cualquier cosa para mantener a salvo sus secretos.

Noche de Paz, Mary Higgins Clark

Catherine Dornan y sus dos hijos se preparan para pasar unas Navidades muy amargas en Nueva York, ya que su esposo y padre debe afrontar una delicada intervención quirúrgica. Pero lo que no imaginan es que la Nochebuena se convertirá en una pesadilla desde el momento en que, inocentemente, se detienen en una esquina a escuchar villancicos y se ven involucrados en una cadena de crímenes que incluyen el secuestro de un niño, una fuga sangrienta y una desesperada carrera contra el tiempo…

Ocho grandes novelas negras ambientadas en Navidad. 1

¿Se contagiarán los asesinos del espíritu navideño? Según los grandes de la novela negra, la respuesta es: No.

El ladrón de la navidad, de Mary Higgins Clark

Escrita junto a su hija, Carol Higgins Clark.

Un árbol será cortado en Vermont, para luego engalanar el Rockefeller Center en Navidad. Pero el árbol elegido contiene un valioso y viejo enigma que involucra a ladrones, justicieros y millonarios. Un enredo cada vez más peligroso, tras la pista de unos valiosos diamantes.

Las aventuras del carbunclo azul, de Arthur Conan Doyle

En este relato, Watson visita a su amigo Sherlock Holmes para felicitarle la Navidad .

«Dos días después de la Navidad, pasé a visitar a mi amigo Sherlock Holmes con la intención de transmitirle las felicitaciones propias de la época. Lo encontré tumbado en el sofá, con una bata morada, el colgador de las pipas a su derecha y un montón de periódicos arrugados, que evidentemente acababa de estudiar, al alcance de la mano. Al lado del sofá había una silla de madera, y de una esquina de su respaldo colgaba un sombrero de fieltro ajado y mugriento, gastadísimo por el uso y roto por varias partes. Una lupa y unas pinzas dejadas sobre el asiento indicaban que el sombrero había sido colgado allí con el fin de examinarlo.»

Y lo encuentra inmerso en la investigación de un caso sencillo y claro. Aparentemente sin ningún interés.

«-Exactamente, el 22 de diciembre, hace cinco días. John Horner, fontanero, fue acusado de haberla sustraído del joyero de la señora. Las pruebas en su contra eran tan sólidas que el caso ha pasado ya a los tribunales.»

La dama del lago, de Raymond Chandler,

En esta novela, uno de los mayores éxitos de Chandler, el detective Philip Marlowe investiga la desaparición de dos mujeres: Crystal Kingsley, esposa de un rico empresario, y Muriel Chess, mujer del vigilante de la finca de los Kingsley en el lago Little Fawn.

A Marlowe no le importa lo que les haya ocurrido, pero descubrir la verdad será un imperativo cuando se dé cuenta de que su vida está en juego.

La Navidad de Maigret, de Georges Simemon

Una mañana de Navidad en que Maigret y su esposa se disponían a pasarla juntos y por la tarde ir al cine, se presentan a su casa dos jóvenes de profesión dudosa y le plantean un caso absurdo en el que Papá Noel se presentó por la noche y regaló a la hija de una de ellas, una muñeca.

Una Navidad Diferente, de John Grisham

Imaginad un año sin Navidad.

Sin centros comerciales abarrotados.

Sin cenas de empresa.

Sin pasteles de frutas.

Sin regalos ridículos.

Eso es lo que Luther y Nora Krank tienen en mente cuando deciden que, por una vez, se saltarán las celebraciones. La suya será la única casa de la calle Hemlock que no tenga un Papá Noel en el tejado, tampoco organizarán ninguna reunión de Nochebuena, ni siquiera pondrán un árbol en el salón. Ni falta les hará, porque el 25 de diciembre se embarcarán en un crucero por el Caribe.

Sin embargo, esta atribulada pareja va a descubrir que saltarse la Navidad acarrea unas consecuencias enormes de las que no alcanzan a entrever ni la mitad.

Fuente:https://panel.hostalia.com/client/panel/dashboard.html#ticket-20190108-860

Etiquetas:

Deja un comentario